GUÍA DE LA SEMANA SANTA DE SEVILLA

[La Hiniesta] Nuestra historia

09/08/2020

Fuente: Hermandad de La Hiniesta

Las estaciones de penitencia de finales del siglo XIX

 La Hiniesta volvió a hacer estación de penitencia en 1881. Se alquiló el paso de la Hermandad de los Negritos por 100 reales, se contrató al capataz Francisco Martínez y Guzmán por 600 reales y se hicieron cuarenta túnicas, por un valor cada una de ellas de 48 reales. En las reglas se indicaba que los nazarenos debían calzar sandalias, pero la mayor parte de los hermanos prefería hacer la estación con zapatillas. De la misma manera, estimaban conveniente poder salir en la tarde de cualquier día de la Semana Santa además de en la madrugada del Viernes Santo como establecían los estatutos. Ante estos pareceres, se elevó consulta al arzobispo Joaquín Lluch y Garriga, que concedió ambos extremos.

Aunque la salida se fijó inicialmente en la tarde del Martes Santo, se tuvo que trasladar a la del Lunes porque las insignias iban a ser prestadas por la Hermandad de la Amargura, que salía el Martes. De esta manera, la cofradía volvió a hacer estación de penitencia llevando un solo paso con el Crucificado, la Virgen y San Juan Evangelista, y vistiendo los nazarenos túnicas negras con esparto ancho y zapatillas de charol con hebillas plateadas.

En 1882, la cofradía acordó salir nuevamente en la tarde del Lunes Santo. Como no fue posible encontrar un paso prestado, se tuvo que hacer uno. En 1883 y 1884 la cofradía sacó dos pasos: el primero con la imagen del Crucificado y el segundo con las de la Virgen y San Juan bajo palio. En 1883 salió en último lugar en la madrugada del Viernes Santo acompañada por una centuria romana y se mojó.

En 1885, la cofradía salió el Miércoles Santo estrenando el paso del Triunfo de la Santa Cruz, aunque en algunos documentos de la época también se le menciona como del Triunfo de la Fe. En un segundo paso, recuperó la escena del Calvario con el Cristo, la Virgen y San Juan, añadiéndose las figuras de Santa María Magdalena, las dos Santas Mujeres y los dos Santos Varones, representándose el momento previo al descendimiento del cuerpo muerto de Jesús, con las escaleras apoyadas en el travesaño de la cruz. Se estrenaron los dos pasos, neogóticos y dorados. También se estrenaron las túnicas de los nazarenos: blanca de cola y antifaz negro en el primer paso, sotana, capa y antifaz negros en el segundo, y en ambos casos con botones y cíngulo de seda granate, guantes de cabritilla negros y zapatillas de charol con hebillas plateadas. Los pasos fueron acompañados por la centuria de San Roque, con una banda de música y otra de cornetas.

A partir de 1886 la cofradía salió en la tarde del Jueves Santo.

 

Francisco S. Ros González

Teniente Hermano Mayor

Profesor Departamento Historia del Arte

Universidad de Sevilla

 

 

[La Hiniesta] Nuestra historia 1


Pie de foto: Paso del Calvario que sacó la cofradía desde 1885.

 

 

[La Hiniesta] Nuestra historia 2