GUÍA DE LA SEMANA SANTA DE SEVILLA

Guía cofrade: Altar (286)

27/11/2017

Guía cofrade: Altar (286) 1

El altar, o mesa de la matanza, si se traduce literamente del hebreo, o del sacrificio, si se traduce del griego, es la mesa en la que se celebra la Eucarística. Aunque tiene más acepciones y se aplica esta palabra al conjunto formado por la mesa, la base, las gradas, el retablo, el sagrario o algunas imágenes en una iglesia. El altar era un lugar elevado en el que se ofrecía un sacrificio a Dios ya en los primeros textos bíblicos, de hecho, la primera referencia en la Biblia aparece en el Génesis: tras el dilivio universal, Noé hace el primer altar donde ofrece sacrificios de animales y frutos al Creador. Solía ser de piedra, aunque en nuestros templos también los hay de madera y, en general, se podría utilizar cualquier material. En cualquier caso, el altar evoca la mesa sobre la cual Jesús anticipó su sacrificio, en el cenáculo, la tarde del primer Jueves Santo, que realizaría ofreciéndose en el altar de la cruz aquella misma noche.

Los cofrades hablamos, además, de altar de cultos y altar de insignias. Ambas acepciones, aunque generalizadas, son, en su sentido estricto, incorrectas. Con altar de cultos nos referimos al impresionante retablo que los priostes montan en el altar mayor del templo con el titular o los titulares en el centro con ocasión de sus cultos –quinarios, triduos, novenas… y funciones–. Sin embargo, incluso en esos casos, el altar sigue siendo la mesa que está delante en la que el sacerdote oficia la misa.

Más inadecuado aún es la segunda referencia, puesto que en el altar de insignias ni siquiera suele estar la preceptiva mesa. Sería más adecuado hablar de retablo de insignias o exposición de insignias y enseres.

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía