¿Al revés o al derecho? El Martes Santo vuelve a la encrucijada de configurar la jornada de cara a la próxima Semana Santa. A las puertas de la Navidad y el cambio de año, el nuevo Consejo de Cofradías comenzará con las negociaciones en las próximas semanas. Los hermanos mayores del día aseguran que acuden dispuestos a «dialogar» pero sin perder de vista «la buena experiencia» de invertir el sentido en Carrera Oficial que se vivió en 2018. El nuevo presente del Consejo, Francisco Vélez, ha manifestado que «hay una alternativa viable» para que el Martes Santo vuelva a comenzar en la Campana y a terminar en la Puerta de los Palos de la Catedral.

En los últimos días ha trascendido un audio de WhatsApp que ha generado un sinfín de comentarios en los foros cofradieros. En él, el hermano mayor de la Candelaria, Justo Rufino, remitía un mensaje a su diputado mayor de gobierno para recordarle el pacto que tienen todas las hermandades del Martes Santo para negociar conjuntamente cómo será la jornada en 2019. «Los hermanos mayores hemos acordado que no hable nadie de nuestras hermandades sobre el Martes Santo con gente del Consejo. Ni con el delegado, ni con el presidente. Los únicos que hablan son los hermanos mayores. Te lo digo porque no me gustaría que fuéramos nosotros los que rompiéramos el pacto». Sus palabras, enviadas por error a un grupo de WhatsApp, han puesto de manifiesto el procedimiento a seguir cuando se mantenga una reunión con el nuevo delegado del Martes Santo, Daniel Perera, de cara a alcanzar un nuevo acuerdo para 2019.

En declaraciones a El Correo de Andalucía, el hermano mayor de la Candelaria ha restado importancia al citado audio dirigido a su diputado mayor de gobierno para explicarle que los ocho hermanos mayores eran «los únicos interlocutores válidos con el Consejo» para «evitar malos entendidos». Al mismo tiempo, ha asegurado que el día mantiene una actitud de diálogo con el nuevo Consejo: «Es la misma postura que hemos tenido y que vamos a tener. Queremos facilitar las cosas, escuchar al Consejo y trabajar todos para arreglar los problemas del día».

Rufino ha añadido además que hay «expectación» por conocer las propuestas del nuevo Consejo después de que, como ha recordado, tanto el presidente Vélez como el delegado de día han venido insistiendo en las últimas semanas en «una alternativa viable» sin tener que repetir el esquema de invertir el orden de paso por la Carrera Oficial. «Si hay otra solución viable que iguale o mejore el Martes Santo de 2018, nosotros encantados».

Si bien, Rufino ha señalado que «si no lo es técnicamente, sí nos gustaría volver al modelo de 2018». Además ha apelado a la responsabilidad de todos, ya que, como ha destacado, es una jornada con «casi 20.000 nazarenos» y «bastante público» en la calle, «con puntos importantes de aglomeración de gente», como en la Cuesta del Rosario o la Alfalfa; y donde en los últimos años se han llegado a producir «entradas tardías de cofradías» más allá de las 4.30 horas de la madrugada. «Todo eso hay que arreglarlo, y hay que arreglarlo por responsabilidad. Ahora bien, si hay otra solución técnicamente viable, nosotros adelante».

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía