Recordamos algunos de los emotivos momentos vividos este sábado en la procesión de regreso de la Virgen de la Esperanza de Triana dentro de los actos jubilares de los 600 años fundacionales de la hermandad. En esta ocasión, recogemos el vibrante saludo a la hermandad del Baratillo en una calle Adriano a rebosar de gente. El Ayuntamiento ha estimado que más de 280.000 personas acompañaron a la dolorosa en su vuelta al barrio desde la Catedral.

Con los sones de la marcha Siempre la Esperanza llegaba a las puertas de la capilla baratillera, donde aguardaba ansiosa una representación de la hermandad del Arenal, más hermana aún tras la confirmación por parte de la Autoridad Eclesiástica la unión fraterna entre ambas corporaciones. Destaca el tapiz de flores con la leyenda de Spes Nostra que exornaba el pórtico del templo, una magistral obra que lleva la firma inconfundible de Javier Grado.

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía