La lluvia y el frío restó mucho público en las tradicionales visitas en la mañana del Domingo de Ramos a los templos, donde los pasos lucían esplendorosos para las salidas

Los cinco pasos de la Cena y la Exaltación ocuparon la práctica totalidad de un templo que está en obras

Causaron admiración en la iglesia del Salvador la disposición y las flores de los tres pasos del Amor

Sigue leyendo esta noticia en la Web de Diario de Sevilla