Fuente: artesacro.org

Estaba el día aún sin entrar en agua, cuando los grupos de escolares de distintas edades circulaban por el centro de la Ciudad que poco a poco sacaba su lustre para los días festivos cercanos. Pasos casi montados, a falta de las flores y cuatro toques más, y en rincón de la muerte, tus huesos. In ictu …

Seguir leyendo esta noticia en la Web de Arte Sacro