Este Lunes Santo quedará marcado en la historia de la joven hermandad de San Pablo. La jornada deparará un doble estreno dentro y fuera del barrio. La Virgen del Rosario procesionará bajo su nuevo palio, un sueño del barrio que empezó a ejecutarse en la Cuaresma de 2013 y que al fin verá la luz un lustro después. Los originales bordados, con diseño de Javier Sánchez de los Reyes, han sido ejecutados en el taller de Charo Bernardino. Será una de las grandes novedades del Lunes Santo y, por ende, de la Semana Santa de 2018. El discurrir del nuevo palio de la dolorosa de los ojos verdes por el centro deparará otro momento inédito del día. A la salida de la Catedral, por la Puerta de los Palos, la Madre del Cautivo será recibida por la Unidad Militar de Emergencias (UME), hermanada con la corporación, que interpretará el himno de este cuerpo que tiene como patrona a la Virgen del Rosario. También será un año especial en el Tardón y en el entorno de la calle Baños.

Al otro lado del río, los hermanos de San Gonzalo se enfundarán la sarga blanca con el regusto de la coronación canónica de su dolorosa el pasado mes de octubre. Tanto el cortejo, con la insignia conmemorativa y el palio blanco, recordarán con sus estrenos aquella jornada en la que la Salud reinó en Sevilla. Por su parte, en la antigua capilla de la ONCE, la hermandad de la Vera-Cruz se echará a la calle después de haber vivido un intenso año de celebraciones con los 75 años de la bendición de la Virgen y el regalo de la corona de plata de Joaquín Ossorio; y el aniversario de la reorganización de la cofradía y su posterior llegada a la actual sede, junto a los antiguos baños de la Reina Mora. Muy cerca de allí, en San Vicente, se cumplirá medio siglo de la primera salida del Señor con la cruz de carey y plata. En la memoria de todos estará la figura del eterno Juan Carrero. Pero también habrá tiempo de renovar lo conocido. Como el fervor que sigue al Cautivo del Tiro de Línea, el recogimiento que impone Santa Marta o el repeluco de la noche que se alarga hasta la capilla del Museo.

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía