En abril

Sevilla acogerá un desfile guadalupense

La ciudad de Sevilla acogerá la próxima primavera el histórico Encuentro Nacional de Santuarios, Parroquias y Hermandades de Guadalupe que espera la participación de numerosas corporaciones procedentes de toda España, de Galicia a Canarias. Las tres hermandades de la capital con advocación guadalupense —la Franciscana de San Buenaventura, la penitencial de Las Aguas y la de Úbeda con sede en la iglesia de la Misericordia– serán las anfitrionas de una cita que se desarrollará el fin de semana de abril que queda entre la celebración de la Semana Santa y la Feria de Abril. La programación contempla la organización de un colorido desfile de estandartes y banderas de los devotos guadalupenses que, acompañados por una banda de música, recorrerá las principales calles del centro el domingo 8 de abril, litúrgicamente conocido como Domingo In Albis o de Quasimodo al suceder al Domingo de Resurrección en el calendario. La comitiva partirá y terminará en la iglesia conventual de San Buenaventura, y visitará los otros dos templos donde residen la dolorosa de Las Aguas y la réplica de la patrona ubetense. Durante dos horas, de 10 a 12 horas, discurrirá por Zaragoza, Molviedro y Castelar para llegar a Arfe, desde donde llegará a la capilla de la calle Dos de Mayo por Real de la Carretería y Pavía. Tras realizar una breve parada ante la Virgen niña que tallara Luis Álvarez Duarte hace medio siglo, el cortejo se adentrará en el Arco del Postigo para seguir por la Avenida de la Constitución y rodear la Catedral discurriendo por Fray Ceferino González, Plaza del Triunfo y Virgen de los Reyes. A partir de ahí, buscará la Cuesta del Rosario por la estrechez de Placentines y Francos, desde donde bajará por la Plaza de Jesús de la Pasión hasta Puente y Pellón y la Encarnación para desembocar en la calle José Gestoso y la Plaza de Zurbarán, donde se levanta la iglesia de la Misericordia. Esta segunda parada saludará a la tercera imagen guadalupense. La vuelta a San Buenaventura será por Orfila, Cuna, Sagasta y Tetuán para cruzar la Plaza Nueva y callejear por Bilbao hasta Carlos Cañal. Las tres hermandades organizadoras contarán con la colaboración del Adelantado del Honrado Concejo de los caminos a Guadalupe, que, a caballo, ya ejerció de escolta durante el primer desfile de la Hispanidad fuera de Guadalupe que se desarrolló en Sevilla el año pasado con motivo de la procesión de regreso de la Virgen a San Buenaventura después de haber presidido el Pregón de las Glorias en la Catedral hispalense.

Gira nacional

La vuelta de Pascual a los escenarios

{Cuentan que tras enfrentarse y salir victorioso del cáncer de laringe, decidió viajar a Tierra Santa y seguir los pasos del Galileo. Un judío, un cristiano y un musulmán –cada uno en días distintos– le mostraron los denominados Lugares Santos de Israel. De toda esta experiencia vital ha nacido De Cristo. Pasión y Esperanza, una «ópera andaluza» que ha sido definida como «la mayor obra musical jamás escrita sobre la vida de Jesucristo» y que supone la (bendita) vuelta a los escenarios de Pascual González y Los Cantores de Híspalis. La voz del trovador de la Calzá se podrá escuchar de nuevo este mediodía en una primera representación o premier en el Teatro Cartuja Center. Hasta Semana Santa estará de gira por los principales teatros de España, como Cervera (Lleida), Ávila, Valladolid, Málaga, Granada, Córdoba o Palma del Río, entre otros. En Sevilla habrá que esperar a los dos pases previstos para el 17 de marzo. Para la puesta en escena de Cristo. Pasión y Esperanza, los Cantores de Híspalis se rodearán de la banda de cornetas y tambores Cristo de las Tres Caídas de Triana, el quinteto coral gaditano La Caleta, del conocido corista gaditano Julio Pardo; y el grupo de teatro de La Pasión de Higuera de la Sierra. La obra promete. (Stop). «Eso es Semana Santa/ Pepe Bernal lo sabía/ Por eso son los donantes/ las flores que resucitan/ y en todos sitios lo dice:/ ¡Qué a la Virgen en Sevilla/ la llaman la Macarena!/ Nuestra Esperanza de vida». Así presentó el pregonero de las Glorias de Sevilla 2015 al doctor que ha acercado las donaciones de órganos al mundo de las cofradías, en especial a las cuadrillas de costaleros. José Pérez Bernal ha sido distinguido este viernes con el Olivo de Plata de la Redención. Un reconocimiento más a su callada labor de sensibilización para «dar vida y esperanza» a quienes lo tienen todo perdido. Sin duda, un ejemplo para todos. (Stop)

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía