Fuente: Hermandad de Santa Genoveva.

El pasado miércoles 24 de enero, tuvo lugar la segunda sesión del XIV curso de la Escuela de Formación Cofrade “La Orden de la Merced. 800 años de historia”. 


La sesión fue llevada a cabo por Dña. María Teresa Ruiz Barrera, Doctora en Historia del Arte, bajo el título Noticias sobre el Patrimonio artístico mercedario en Sevilla  (S. XIII – XXI)”.

Remitimos las notas más reseñables de la sesión que magistralmente impartió Dña. Teresa.

Como instrucción, nos recuerda que Pedro Nolasco era un joven comerciante del s. XIII, que por mediación de la Virgen asume la labor de remediar un serio problema de la época: la redención de cautivos, teniendo en cuenta que los cautivos del XIII al XVIII no eran delincuentes, sino cristianos presos por su fe convertidos en esclavos.

Esta actividad redentora se inició en el XII por los Trinitarios en Francia, pero el enfoque mercedario es hacerlo de forma gratuita para los familiares, y además se busca que sigan siendo cristianos sin llegar a apostatar si perdían la fe o para intentar vivir mejor y no como esclavos. La Virgen le pide a Pedro que sume a sus amigos a esta labor y nace la OM como la Orden de Santa Eulalia de Barcelona (uno de sus nombres primigenios), autorizada por el Obispo Berenguer y con armas reales de Jaime I. La orden tenía un cuarto voto, consistente en cambiarse por los cautivos.
La OM llega a Sevilla con caballeros para el asedio de San Fernando, se supone que con Pedro Nolasco; pero esto no es más que una leyenda pues falleció en mayo de 1245, tres años antes de la conquista. El cuadro de Zurbarán (1634) con la entrega de la Virgen a Pedro durante el asedio alude a esa leyenda.

En 1604 nacen los Descalzos, una reforma de Fray Juan del Stmo. Sacramento y otro tres frailes que crea una rama más estricta que decida alejarse del “ruido” de la época, y en 1622 ya es orden autónoma. Ambas ramas coinciden por la provincia en distintos conventos, y las femeninas nacieron en 1219 la Calzada, y en 1618 la Descalza en Lora del Río.

Sí es cierto que la OM entra con Fernando en la ciudad y en 1251 ya se funda la casa Grande en su configuración original tras el repartimiento de Sevilla. Del convento medieval gótico mudéjar no queda nada, pues a primeros del XVII Juan de Oviedo levanta un edificio nuevo con espléndida portada del templo que daba a la calle Bailén, pues la actual plaza era zona de huertas, aunque tras la Desamortización y la creación de la plaza se traslada a la misma realineando la fachada entera.

La imagen más antigua de la Merced en Sevilla, la “Fernandina”, está muy reformada. Una imagen gótica que sigue el patrón de la Theotokos es mutilada en el XVI para seguir el gusto de la época. Se pierden la iconografía sedente para transformarla en imagen de candelero, y el Niño solo se conserva la cabeza original.

Extraordinaria en la imagen de la “Comendadora”, de Montes de Oca en 1730, que presidía el coro del convento y conserva la Hdad. del Museo. Esta imagen recuerda el milagro de la Virgen presidiendo el coro con ángeles vestidos de mercedarios ocupando los sitiales, una noche en que Pedro bajó a la llamada de rezos y encontró esa estampa; desde entonces es una imagen de Ella la que preside siempre las reuniones mercedarias. La Virgen lleva un libro en la mano y está en actitud de santiguarse.   

El Museo se conserva también un cuadro de Roelas con la Virgen aprendiendo a leer. O un Martirio de San Serapio de Roelas, que fuer martirizado y desmembrado tras volver de las Cruzadas en una redención en Argel por predicar el Evangelio. O una Descensión de la Virgen de Zurbarán. También podemos encontrar una serie de redenciones de cautivos de Pacheco y Alonso Vázquez que conoceremos mejor la semana próxima.

En Madrid se recuperó hace poco un Martirio de San Ramón Nonato, único cardenal de la OM, de Alonzo Vázquez. Por el cuarto voto, Ramón se quedó en tierra de infieles y predicó, por lo que fue martirizado y le colocaron un candado en la boca.
La casa grande de Sevilla ha tenido excelentes series de cuadros que lo han ido orlando, y hoy se conservan en distintas colecciones, en parte debido a la invasión francesa. Más tarde se consiguió que muchos de aquellos cuadros volvieran a España, pero por desgracia se quedaron en Madrid en un segundo expolio. Domingo Martínez en el XVIII también realiza una extensa colección de diferentes santos para la OM.

Pasamos al convento de la Asunción de madres mercedarias, de 1567, enfrente del anterior. En la Gloriosa de 1868 perdieron la casa al ser expulsadas por la Junta Revolucionaria, y tras diversas sedes consiguieron adquirir la iglesia de Santiago de los Caballeros. Allí conservan, además de su Comendadora, distintas imágenes de finales del XVII y gran valor; pero el retablo se perdió para la OM y está hoy en el Convento de Santo Tomás. 

Del convento de San Laureano queda poco más que el solar del templo y dos claustros embutidos en un bloque de viviendas.

La OM vuelve a Sevilla en los años cuarenta del siglo XX, tras gestiones del Padre Amerio con el cardenal Segura en Roma durante su exilio. Tras diversas vicisitudes llegan al convento de San Gregorio, acogidos siglos después de nuevo por la Hdad. del Santo Entierro. Ahí podemos ver una imagen del XIX en el lado del Evangelio.

En la calle San José está la iglesia donde fue creada la rama de los Descalzos, hoy administrada por el Opus Dei. Conserva una Virgen de la Merced, un San Ramón y otras tres imágenes, todas del XVIII y sin culto alguno ni expuestas. Allí estuvo el extraordinario Cristo de la Misericordia (Merced) de Santa Isabel, que fue adquirido por la OM Descalza a Juan de Mesa en 1622. Era un Cristo muerto y hubo de retallar los ojos para aparecer vivo mirando a los fieles. Desde la iglesia de San José las Filipenses se lo llevaron a su actual emplazamiento tras haber presidido un Patronato de descarriadas y pertenecido a una hermandad extinta.

El convento de Mercedarias Descalzas sito en la judería se funda en 1623, y hoy sigue en manos de la OM con labores educativas tras varias peripecias. Del original solo queda el edificio muy restaurado, una imagen del XVIII y un espléndido azulejo en la fachada.
      
Hasta aquí podemos hablar en cuando a la OM, pero también podemos hacer referencia a las hermandades:

Pasión.- Conserva una imagen de 1800, actualmente en el último convento mencionado, y la actual de Sebastián Santos de 1966. En su patrimonio tiene otras obras mercedarias como el altar trasero del canasto del paso del Señor, un San Ramón en un varal y otro santo de la OM en el respiradero del palio. 

El Museo.- Posee la excelente antigua Comendadora de la casa grande, un San Ramón del XVII, una Virgen del Rosario de 1577 y un Cristo flagelado del XVI.
Santo Entierro.- Tiene un muy reciente juego de santos de la OM en las esquinas del canasto de la nueva urna del Yacente.
Mercedes de la Puerta Real.- La actual imagen de 1969 de Duarte en el resultado de una profunda restauración de otra imagen anterior, y tiene además un San Pedro Nolasco del XIX.
Jesús Despojado.- La Virgen de Eslava incluye el título de Misericordia por la existencia en su fundación de hermanos de Pasión. 
Santa Genoveva.- Además de nuestra espléndida Titular de 1956 de Paz Vélez, tenemos la antigua gloria del techo de palio basada en un cuadro sito en el Monasterio de San Juan de Poyo (Pontevedra), y la magnífica nueva gloria basada en la Descensión de Alonso Tovar del XVIII. 
Y Rochelambert.- En 2005 Díaz Caro labra una imagen de la Merced, que desde hace dos años está en la parroquia de Ntra. Sra. del Águila de Palmete.

Otra hermandades tienen también obras dedicadas a la Merced, como el Gran Poder, la Trinidad en el respiradero del palio. La Esperanza de Triana compró el retablo de las Trinitarias de Osuna, antes de la OM, y conserva todo el programa iconográfico propio de la orden. Los Estudiantes tienen un San Pedro en el respiradero, así como la Exaltación. La Catedral tiene uno de piedra artificial labrada en una de sus portadas. 

Y como dato curioso, la Carreta del Simpecado de Triana tiene una Virgen de la Merced de Armenta en el cajón; y la de Sevilla Sur tiene una imagen que preside la delantera,  de Hijos de Juan Fernández.  

Seguir leyendo esta noticia en la Web de la Hermandad de Santa Genoveva