Fuente: artesacro.org

Luis M. Fernández. Después de un Domingo de Ramos difícil debido al aviso de lluvia inminente que recibió la hermandad cuando estaba en la calle, que le obligó a refugiarse temporalmente en la Capilla del Gran Poder y acortar el camino de regreso a su casa de hermandad, …

Seguir leyendo esta noticia en la Web de Arte Sacro