Las predicciones meteorológicas son el principal factor de relevancia en la Semana Santa, un tiempo en el que hosteleros y cofrades multiplican el nivel de consumo de aplicaciones móviles de dudosa credibilidad y páginas web especializadas en la materia. Los modelos, que a apenas dos días del Viernes de Dolores modelan predicciones y no tendencias, apuntan a un inicio inestable.

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía