Patrimonio da vía libre a las obras en los Terceros 1

La Comisión Provincial de Patrimonio, dependiente de la Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta, ha informado favorablemente sobre el proyecto de restauración previsto por la hermandad de la Cena en la iglesia de Los Terceros, templo que se encuentra clausurado parcialmente desde mayo de 2015 debido a los desprendimientos detectados en su cúpula.

Según ha explicado a este periódico el hermano mayor, Joaquín Solís, «la idea de la hermandad es que las obras de reforma del templo se desarrollen por espacio de cuatro meses y se inicien en julio, tan pronto se consiga la licencia de obras por parte de la Gerencia de Urbanismo». Las partes del templo que se someterán a obras son el crucero, el arco del coro y la capilla de la Encarnación. La intervención proyectada se debe a la aparición de grietas y desprendimientos de materia en la zona del crucero que evidencian daños estructurales y que obligó a clausurar parcialmente el templo y a retranquear el altar hasta la zona del púlpito, limitando el espacio útil de la iglesia a su nave central.

A estas deficiencias se suma la presencia de hundimientos de forjados de madera y filtraciones en la cubierta de la capilla de la Encarnación, así como la ausencia de la mayor parte del remate de la cabecera de la bóveda, ocasionado por el hundimiento ocurrido hace más de 15 años.

El hermano mayor de la Cena asegura que «puede darse la posibilidad» de que las imágenes titulares de la corporación tengan que abandonar el templo. «Va a depender de un informe que debe emitir el arquitecto y la constructora a la que se adjudiquen las obras». En tal caso, señala, las imágenes serían trasladadas provisionalmente a la parroquia de San Román.

Cinco son las empresas que se han presentado al concurso convocado por el Arzobispado de Sevilla para la ejecución de estas obras. Para financiar la reforma, la hermandad de la Cena solicitará un préstamo por valor de entre 380.000 y 400.000 euros, avalado directamente por el Arzobispado. El proyecto prevé la retirada, embalaje y custodia de los bienes muebles y tallas situados en el entorno de la zona de trabajo, como los dos ángeles lampareros, además de la cubrición total del retablo mayor y los retablos laterales de menor entidad. ~

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía