Después de vivir una Cuaresma histórica, en la que el Cristo Cautivo de Torreblanca presidió el Viacrucis de las Cofradías de Sevilla, la hermandad decana de las vísperas se enfrenta a una situación inédita en su aún corta trayectoria. Este viernes ha concluido el plazo de presentación de candidaturas para las elecciones que la corporación tiene fijadas el 22 de junio sin que en la secretaría de la hermandad se haya registrado ninguna lista.

En las últimas elecciones de la hermandad, celebradas en junio de 2014, se presentaron tres aspirantes, José Manuel Romana, Miguel Ángel Sevillano y Sergio Bermúdez, siendo elegido el primero de ellos como hermano mayor. Romana, que podría aspirar a un segundo mandato, ha descartado presentarse a su reelección.

La hermandad celebrará el año que viene su 25 aniversario fundacional. Sus reglas fueron aprobadas el 19 de abril de 1994 por el entonces arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, siendo la primera vez en la historia de las cofradías de Sevilla que la autoridad eclesiástica aprobaba una hermandad de penitencia que no realizaría su estación a la Catedral.

Las reglas vigentes de la hermandad no contemplan ninguna alternativa para este caso. El proyecto de nuevas reglas, aprobado en cabildo general el pasado mes de junio pero que aún no ha sido sancionado por Palacio, sí prevé, sin embargo, cómo actuar ante una circunstancia así. “Dado el supuesto de no presentarse ningún candidato a hermano mayor, una vez finalizado el plazo ara ello, la junta de gobierno convocará cabildo general extraordinario en un plazo máximo de quince días con el fin de dar a conocer a todos los hermanos la situación presente. El único punto del orden del día será: Informe de la situación de régimen y gobierno de la hermandad. En este mismo cabildo, aquellos hermanos que decidan presentar una candidatura a hermano mayor lo pondrán en conocimiento de los presentes, abriéndose un plazo máximo de diez días desde la celebración del dicho cabildo (…). De todo ello se dará traslado a la autoridad eclesiástica”.

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía