{Todos los problemas que se pueden tener a la hora de gestionar una hermandad de penitencia se pueden resumir en el día a día de la hermandad de los Ferroviarios de La Roda de Andalucía, una cofradía de mediados del siglo pasado que este año tendrá que prescindir de uno de sus pasos, y sacar uno solo agrupando a sus santos titulares, para no restar lucidez al Jueves Santo.

De fondo están los problemas económicos de la cofradía, como resume el hermano mayor, Carlos Jesús Quintana, que se han enfrentado a esta papeleta en su primer año de mandato, consecuencia, en parte, a la poca implicación de algunos de los hermanos a la hora de sacar los pasos a la calle. Quintana califica la situación de la hermandad de «económicamente regular», pero lamenta ejemplos como el que cita que «los hermanos nunca se visten de nazareno, dándose el caso de que, de 350 hermanos que tenemos censados, solo 40 han recogido la ropa para salir en el cortejo cofrade como nazarenos».

Con ese ejemplo se ven los problemas que esta joven hermandad tiene para salir a la calle, sobre todo porque uno de los gastos más importantes que hay que asumir es los 4.800 euros que cuesta la banda de música que acompaña al palio (misma cantidad que al paso del Cristo), dinero que hay que abonar salga la cofradía o no. «Si tenemos los ingresos que tenemos y los gastos que tenemos, está claro que no llegamos, y a este problema le tienen que dar una solución los hermanos, porque la hermandad es de ellos, nuestra, al fin y al cabo». Por eso, este año se ha tomado la decisión de sacar un solo paso a la calle, que fue sometido a un cabildo de hermanos, «que siempre son los que lo tienen que saber los primeros, y ellos estuvieron de acuerdo», de modo que el Jueves Santo, solo saldrá a la calle un paso. El año que viene, ya se verá. En ese improvisado misterio estarán juntos el Santo Cristo del Perdón y la Virgen de la Mediación, imagen inédita para los rodenses.

Para que todo vuelva a la normalidad en 2019 habrá que apoyar más a la hermandad, una de las tres de penitencia de este municipio. «Sobrevivimos con la lotería de todas las semanas, todo el pueblo aporta ese granito, pero poco a poco», dice el hermano mayor, que da el dato añadido de que la Junta de gobierno la forman doce personas nada más. Incluso, para que él fuese elegido se tuvieron que cambiar las reglas de la hermandad, que citaban que había que tener al menos 33 años para llegar al cargo. Ahora la edad mínima son 25 años, y él puede estar en el cargo con sus 30. El Arzobispado de la provincia no puso problema alguno.

Mujeres costaleras

La hermandad fue pionera en 1996 para que el paso del Cristo saliese con mujeres costaleros en su totalidad. Sólo Lepe, en Huelva, donde Nuestra Señora del Amor sale con sólo mujeres en sus andas desde 1992, le gana en antigüedad en Andalucía. Con origen en 1951, la Virgen comenzó a procesional en 1983, aún sin palio, y hace 22 años que tiene en sus andas a mujeres, todas ellas vecinas de La Roda de Andalucía.

La hermandad fue creada, como indica su nombre, por los ferroviarios que antaño trabajaban y vivían en La Roda. En 2018 han cambiado junta de gobierno, capataz del paso de Cristo y modificarán y ampliarán el recorrido, volviendo a la estación, uno de los puntos clave de su recorrido procesional. El Cristo del Perdón es una imagen de Crucificado, que fue donado a la parroquia de Santa Ana en 1940. La imagen, venida de Olot, mira al cielo pidiendo perdón. El paso es de madera de caobra, obra de Rafael Esojo, de Puente Genil. La Virgen de la Mediación fue adquirida en 1979, y es obra del taller de José López Egreja, del barrio de La Macarena. El paso que lo porta posee orfebrería realizada por la empresa lucentina Orfebrería Angulo y el palio es azul, con bambalinas con escudo y bordados del techo de palio realizados en el taller de bordados de Salteras. En 2004, la Consejería de Turismo declaró Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía la Semana Santa rodense.

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía