La previsión meteorológica para esta Madrugá se ha vuelto mucho más halagüeña en tan solo cuestión de horas. Si ayer la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) cifraba en un 80% la probabilidad de lluvia para la noche más esperada del año, ahora el riesgo de precipitaciones ha bajado a la mitad, en concreto, al 40%.

En concreto, según la Aemet, las cofradías de la Madrugá solo tienen riesgo de mojarse a las cinco, las siete y las ocho de la mañana, y ya un poco más tarde, entre las 10 y las 11 también existe probabilidad de algún chubasco.

El resto de la jornada del Viernes Santo, que también se presentaba como una de las peores jornadas meteorológicas, presenta un 30% de riesgo de lluvia a partir de las seis de la tarde.

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía