Fuente: Hermandad de La Hiniesta

Con motivo del IV centenario de la muerte de Miguel de Cervantes Saavedra, el Ayuntamiento de Sevilla ha procedido a restaurar las lápidas cerámicas que existen distribuidas por toda la ciudad, alusivas a localizaciones de obras literarias de este escritor universal de las letras españolas. Estas lápidas cerámicas fueron instaladas en Sevilla en el año 1916, con motivo del III centenario de la muerte de Cervantes, bajo el gobierno del alcalde Manuel Hoyuela y Gómez y fueron realizadas en prestigioso taller trianero de Mensaque, bajo la ejecución del gran pintor ceramista José Recio del Rivero, que firmó algunas de estas lápidas cerámicas. Se instalaron en distintas zonas de la ciudad un total de veinticinco lápidas cerámicas, de las que se conservan en la actualidad diecinueve, que se encuentran en la calle Laraña (Iglesia Anunciación), la calle Alcaicería, la calle Huelva, la Plaza Nueva (sede del Ayuntamiento de Sevilla), la calle Sierpes (Círculo Mercantil), la Plaza Jesús de la Pasión (Iglesia del Salvador), la Cuesta del Rosario, la calle Alemanes (Catedral de Sevilla), el Patio de los Naranjos en la Catedral, la Avda. de la Constitución (sede del SAS y Arco), la Plaza Virgen de los Reyes (Convento de la Encarnación), la calle Nuñez de Balboa, la calle Adriano, la calle Troya, la calle Joaquín Guichot, la calle Santa Paula, la Avda. Menéndez Pelayo (sede de la Diputación Provincial) y la Buhaira. Las seis restantes estaban ubicadas en la antigua Aduana, la calle Monsalves, la iglesia de San Hermenegildo, la Plaza de la Alfalfa, la calle Castelar y la Plaza de Calderón de la Barca.



Lápida cervantina en la calle Santa Paula 26

El barrio de San Julián y sus calles cercanas tuvieron por tanto la suerte de contar con dos recuerdos en forma de lápida cerámica sobre Miguel de Cervantes. Se conserva actualmente una de ellas, concretamente la situada en la calle Santa Paula, en el número 26, donde se aprecia este artístico azulejo con una cenefa sobre fondo color albero que enmarca un texto bajo unas guirnaldas de laurel donde aparecen el escudo de Sevilla a la izquierda y un retrato de Miguel de Cervantes a la derecha. El texto dice así: EL PRÍNCIPE DE LOS INGENIOS ESPAÑOLES / MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA / IMAGINÓ QUE EN ESTA CASA…FRONTERA DE SANTA PAULA / MORARON ISABELA Y SUS PADRES / PERSONAJES DE LA NOVELA EJEMPLAR / LA ESPAÑOLA INGLESA. En la zona inferior de la cenefa se aprecia la fecha de realización del azulejo AÑO MCMXVI y la firma del autor del mismo bajo el retrato de Miguel de Cervantes: Fca. / DE / J. MENSAQUE / J.R. En efecto en la novela ejemplar “La Española Inglesa” se hace referencia a esta casa y al convento de Santa Paula.


Antigua lápida cervantina en la Puerta de Córdoba

El otro azulejo del que tenemos constancia por documentación escrita y gráfica que estaba en el barrio de San Julián se localizaba en la Puerta de Córdoba, justo a la derecha de la misma y se conserva una instantánea donde se puede intuir su situación. Desgraciadamente no ha llegado a nuestros días y aunque se ha intentado volver al reponerla, al no encontrar el texto que contenía originariamente se ha desestimado esta reposición. Es seguro que haría referencia a que en alguna obra de Miguel de Cervantes aparecía este lugar de la Puerta de Córdoba o alguno cercano en la ambientación de la obra literaria. Estas lápidas cerámicas cervantinas nos indican que el genio universal de las letras españolas visitó en algún momento de su vida, durante su estancia en Sevilla el barrio de San Julián y que por tanto reconoció su urbanismo en sus obras.