Fuente: Hermandad de La Hiniesta

Comenzamos este tema con las  palabras del Papa Francisco. “Para conocer a Jesús hay que abrir tres puertas”, rezarle, celebrarlo e imitarlo” y estas palabras nos introducen de pleno en los Evangelios de esta semana, que nos llaman a ser testigos de Jesús y difundir su Palabra  en nuestra sociedad que parece que ha olvidado que Jesús “es el camino, la verdad y la vida”, un camino que será el ideal de nuestra vida cristiana.

Rezar a Jesús para conocerlo, porque sin la oración nunca lo conoceremos, y celebrar a Jesús en los Sacramentos, porque allí nos da la vida, nos da la fuerza, nos da el alimento, y el consuelo. Seguir su camino es dar testimonio con nuestra fe, nuestra vivencia, nuestra ayuda, dando confianza y aportando alegría, porque ser hermanos de nuestra Hermandad es ser testigos del Dios vivo, de Jesús, para saber responder a las preguntas que nos hagan nuestros amigos, vecinos  y todo aquel que necesita una ayuda para encontrar a Jesús en sus vidas.


 Ser miembros de nuestra Hermandad no es solo asistir a sus cultos, es dar fe de que somos y nos sentimos hijos de Dios y hermanos de Jesús y poder decir; “En Ti Señor, tenemos la verdad que responde a las preguntas, el camino para describir el sentido de nuestra existencia, la plenitud de vida que responde al anhelo que somos”

Seamos discípulos que escucha, mira y atiende al Maestro fijamente, y procura aprender cuanto le enseña y explica, porque ella es oración y, la oración es la escuela de Dios.