Fuente: Hermandad de La Hiniesta

Virgen del Rosario

Durante los pasados días 4, 5, 6 y 7 de octubre se han desarrollado los cultos en honor de la Virgen del Rosario, titular de la querida Hermandad que radica en la parroquia de San Julián, junto a la de la Hiniesta. Estos cultos fueron un triduo y la Función Principal de Instituto, a la que asistió nuestro Hermano Mayor, José Antonio Romero Pérez. El altar mayor de San Julián acogía todo el montaje compuesto por un gran dosel a modo de pabellón que se iluminaba con profusión de velas blancas y la Virgen aparecía en el presbiterio alto sobre su peana de besamanos. En un baldaquino se encontraba una escultura de Santo Domingo de Guzmán. Los días 8 y 9 de octubre la imagen mariana quedó expuesta en devoto besamanos a la veneración de los fieles y en la tarde del sábado 8 de octubre, una representación de la Junta de Gobierno hizo entrega a la Santísima Virgen del Rosario de una ofrenda floral.


Altar de besamanos de la Virgen del Rosario
Ofrenda floral de la Hermandad de la Hiniesta

La Santísima Virgen de la Hiniesta Gloriosa Coronada se situó durante estos días en el altar que ocupa la Virgen del Rosario durante todo el año, en la cabecera de la nave del Evangelio de la parroquia de San Julián, volviendo a su localización primitiva que tuvo desde que en 1380 entrara en el templo hasta el siglo XVII cuando pasó al altar mayor de la parroquia. La Santísima Virgen de la Hiniesta que aparecía con una ráfaga cedida por la Hermandad del Rosario, portaba en su mano derecha una hermosa presea que fue regalada en mayo de 2012 por la Hermandad del Rosario con motivo de la conmemoración del VI Centenario de la fundación de la Hermandad de Gloria de la Hiniesta. Esta joya está realizada en plata, oro y nácar con el escudo de la corporación dominica. Recordamos que este emplazamiento fue el original de la Virgen de la Hiniesta en nuestra parroquia de San Julián, hasta que, en el siglo XVII la familia Monsalves, descendientes directos de los Tous que trajeron a la Virgen desde los montes catalanes según cuenta la tradición, compran a la fábrica de la parroquia la capilla mayor del templo para realizar altar y camarín donde albergar a la Virgen de la Hiniesta Gloriosa. Todavía quedan recuerdos históricos de la estancia de la Santísima Virgen en esta zona de la cabecera de la nave del Evangelio, como podemos apreciar en la interesantísima lápida que hay a pocos metros del altar de la Virgen del Rosario. Se trata de la más antigua que existe en la parroquia y dice así:


“Esta capilla y asentamiento de esta santa imagen de Nuestra Señora Santa María, mandó faser Mossen Pedro de Tous, Criado del Muy alto y Muy Noble Señor Don Enrique, hijo del Muy Noble Rey Don Juan e de la Muy Noble Reina Doña Leonor de Aragón, en el año del nacimiento de N. Señor de MCCCCVII, en que mandó asi mesmo enterrar a Doña Juana Díaz de Sandoval, su mujer.”

Virgen de la Hiniesta Gloriosa en el altar del Rosario
Virgen de la Hiniesta Gloriosa
Virgen de la Hiniesta Gloriosa con la ráfaga del Rosario