«Que nadie espere una revolución». El presidente del Consejo de Cofradías, Joaquín Sainz de la Maza, ha querido templar este miércoles las expectativas que se hayan podido generar en torno a la anunciada reforma de la Carrera Oficial para la Semana Santa de 2019. Preguntado por los últimos pronunciamientos de los responsables municipales de seguridad aseverando que la reforma de la Carrera Oficial es inviable, el presidente del organismo cofradiero se mostró respetuoso con esas opiniones, si bien aclaró que «las declaraciones que se han hecho no implican absolutamente nada» y señaló que el Consejo sigue trabajando para «intentar una Semana Santa que tenga una cierta perdurabilidad, que pueda durar como mínimo veinte años».

Durante su participación en los desayunos informativos del Restaurante La Raza, Sainz de la Maza aseguró a este respecto que «indiscutiblemente» el Cecop y Fiestas Mayores Mayores «tienen una parte importante en el posible diseño». «Lo que no podemos es aprobar en un pleno de hermanos mayores una organización para que después los responsables de seguridad nos digan ‘oiga, por aquí no se puede ir’». «Con el respeto a cada una de las competencias, debemos ir de la mano, pero la responsabilidad y la decisión final la tienen las hermandades», señaló el presidente.

Sainz de la Maza también se pronunció claramente sobre el futuro del Martes Santo en caso de que la prueba de este año –con las cofradias discurriendo en sentido inverso por la Carrera Oficial– resulte satisfactoria. Así, afirmó con rotundidad que «lo de este año es con carácter excepcional» y cualquier acuerdo de futuro «depende absolutamente de cuál es la decisión que se tome para la Carrera Oficial. Si va en el sentido tradicional de Campana a la Catedral o si va al revés. Entendemos que no podemos o no deberíamos tener una Semana Santa en que cada uno de los días fuese por donde cada día quisiera». Subrayó que «lo positivo del Martes Santo es que ocho hermanos mayores han llegado a un acuerdo» y apeló a este clima de entendimiento para que, llegado el caso de que la Carrera Oficial mantenga su sentido tradicional, «se vuelvan a poner de acuerdo otra vez».

Sainz de la Maza dijo sentirse satisfecho con las medidas de seguridad adoptadas por las autoridades para esta Semana Santa. «Lo que hemos hecho es seguir las recomendaciones del Cecop. Los expertos son los que entienden del tema». Y dijo que «uno se debe sentir mucho más seguro cuando hay medidas de seguridad que cuando no las hay».

Numeros clausus

Sobre la posibilidad de que las cofradías establezcan números clausus como medida para rebajar la inflación de algunos cortejos, el presidente defendió que en las reglas de las hermandades el «realizar la estación de penitencia es un derecho y un deber, no una obligación» y apostó más bien por que sean las propias corporaciones las que se autorregulen, poniendo como ejemplo la limitación de cruces impuesta por el Gran Poder para acompañar al Señor. Sainz de la Maza también fue preguntado sobre la posibilidad de que las hermandades puedan cambiar de día de salida en el marco de una reforma global de la Semana Santa. «¿Por qué no empezamos a lo mejor con cambios de orden en el mismo día y con posibles cambios de itinerarios? Eso sí que debería ser gradual».

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía