Un ejército de 174 armaos, entre componentes de la Centuria Macarena y miembros de la banda que capitanea Pepe Hidalgo, visitará en la tarde del Jueves Santo las instalaciones del Hospital Universitario Virgen del Rocío para llevar un mensaje de esperanza a los pacientes allí ingresados. Durante 50 minutos, entre las 18.50 y las 19.40 horas, los armaos de la Macarena se dispersarán por todas las áreas visitables del centro para trasladar un cachito del ambiente de la Semana Santa al interior del complejo hospitalario.

La ronda de los armaos arrancará ese día a las 17.30 horas en las puertas de la Basílica de la Macarena. Desde allí se dirigirán hasta la calle Relator (17.40 horas) para recoger al teniente de la tropa, Manuel Ruiz Castro, y posteriormente hacer lo propio con el nuevo capitán, Fernando Vaz Calderón, en la calle Resolana (18.10 horas). A las 18.20 horas los integrantes de la tropa romana se subirán a bordo de seis autobuses de la empresa municipal Tussam que les conducirán a las instalaciones del Hospital Virgen del Rocío, adonde comenzarán la visita a las 18.50 horas. «Estamos a la espera de que nos detallen las unidades visitables, pero lo habitual es que recorramos las plantas del Maternal y del área de oncología», explica el capitán de la Centuria, quien ya desempeñara este cargo en 2012 y 2013, mientras que los diez años anteriores ejerció de teniente de la tropa. «Allí uno experimenta la sensación de sentirse útil, tanto desde el punto de vista cristiano como puramente humano. Uno vive una felicidad muy grande intentando hacer el bien, aunque se recibe mucho más de lo que se da», señala Vaz.

Tras su visita al hospital, los armaos regresarán al Centro y desembarcarán de los buses de Tussam a las puertas del hotel Emperador Trajano, en la calle José Laguillo, para continuar de nuevo la ronda y hacer parada en el santuario de los Gitanos (20.20 horas).

Desde allí, continuarán su recorrido hasta el convento de las Hermanas de la Cruz (20.55 horas), donde depositarán un ramo de flores, para luego llegar al Mercado de la Encarnación (21.00 horas), donde la ilustre tropa hará un receso en su recorrido. La siguiente parada será en la sede del Ateneo (21.50 horas), donde los miembros de la Centuria aprovecharán para tomar un refrigerio. Formados de nuevo en la calle Orfila (22.30 horas), los armaos encaminarán sus marciales pasos hacia la Basílica del Gran Poder (22.50 horas). Después de rendir pleitesía al Señor de Sevilla, la formación se dirigirá hacia la Basílica de la Macarena, última parada de la ronda, tomando posesión del atrio a las 23.30 horas.

Los dos niños que este año actuarán de cornetines de la Centuria serán Daniel Muñoz Vasallo y Manuel Rodríguez de los Santos, de 9 y 10 años, respectivamente. «Suelen ser hijos de armaos los seleccionados para este desempeño», apunta el capitán de la tropa.

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía