La Semana Santa de 2018 comenzará con la mirada puesta en el cielo. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) vaticina un arranque dominado por la inestabilidad atmosférica y el riesgo de precipitaciones que, a tenor de las últimas predicciones, afectarían seriamente a las jornadas del Viernes de Dolores, Sábado de Pasión y Domingo de Ramos.

El mal tiempo que se ha convertido en el gran protagonista de las últimas semanas –encadenando temporales de lluvia y fuertes vientos en la ciudad desde el pasado 28 de febrero, parece no querer irse del todo y amenaza a los primeros días de la Semana Santa. Si bien este martes, miércoles y las primeras horas del jueves se vivirá un periodo de transición con claro predominio del sol y cielos despejados, a partir del jueves por la tarde comenzarán a entrar las primeras nubes y con ellas, de nuevo, la posibilidad de que se produzcan precipitaciones en Sevilla este viernes, que será Viernes de Dolores. La página web de la Aemet prevé para esta jornada en la que salen las primeras cofradías de vísperas (cinco hermandades y una agrupación parroquial) un 100% de riesgo de lluvias.

Antonio Delgado, el físico de partículas afincado en EEUU que salvó el viacrucis de San Gonzalo hace siete años, vaticina además en su cuenta de twitter que serán unos días movidos meteorológicamente hablando. Este sevillano da su predicción para la primera parte de la Semana Santa y pronostica que el Viernes de Dolores será una jornada «muy inestable y lluviosa».

Las precipitaciones continuarán el Sábado de Pasión, donde el porcentaje previsto por la Aemet es de un 65% aunque, eso sí, se espera una ligera mejoría por la tarde. Antonio Delgado redunda en este pronóstico y asegura que serían «chubascos dispersos y aislados». Un esquema que, según asegura, se repetiría en la primera jornada con cofradías en Carrera Oficial. Meteorología apunta que para el Domingo de Ramos el riego de lluvias vuelve a ser de nuevo alto, con un 85%. Si bien, la tendencia es que a principios de semana desaparezcan definitivamente las precipitaciones y comience a estabilizarse el tiempo a partir del Lunes Santo.

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía