Un artesano de la Semana Santa sevillana y propietario de un establecimiento cofrade en la capital andaluza ha creado “un pequeño bolso” que pueden llevar oculto bajo la túnica los nazarenos durante la estación de penitencia, a raíz de la dificultad que encontró para disponer de la papeleta de sitio o las llaves de casa, entre otros, durante el recorrido hasta la Santa Iglesia Catedral.

Así lo ha explicado este artesano sevillano y gerente de un establecimiento de material cofrade en la capital, Julián López, quien ha explicado que le surgió la idea el pasado año al encontrar el inconveniente de guardar en la túnica nazarena artículos necesarios como el carné de identidad, la papeleta de sitio, las llaves de casa, las estampas o los caramelos que reparte durante su estación de penitencia.

Soy hermano de la Hiniesta y salgo de nazareno junto a mis hijos y siempre llevas las llaves, el carné, la papeleta de sitio que te piden al llegar a la iglesia antes de iniciar el recorrido y que empiezas a buscar en la túnica provocando que se te caiga la mitad de las cosas”, ha dicho y ha añadido que se le ocurrió esta idea del “bolsito colgado al cuello” que sigue el hábito nazareno, con su escudo, y se esconde bajo el mismo.

Así las cosas, para esta Semana Santa ha realizado una serie de estos bolsos cofrades de distintas hermandades que está llamando mucho la atención entre los nazarenos porque facilita su estación de penitencia. “Es algo innovador y cada año intentamos superarnos en cuanto al material cofrade con una gran variedad de artículos”, ha dicho.

De hecho, este comercio ofrece también calzado, túnicas o capirotes para los nazarenos. Igualmente disponen de costales, morcillas y fajas para los costaleros, así como canastas, caramelos y recuerdos para los turistas y sevillanos amantes de la Semana Santa.

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía