Sevilla despide a un gran artista. El histórico vestidor, diseñador y rotulista José Asián Cano ha fallecido este lunes a la edad de 83 años. Nacido en la plaza de Zurbarán en 1934, Asián era conocido en el mundo cofrade por su obra abundante y variada de contenidos, una trayectoria que le ha merecido distinciones como el Olivo de Plata de la hermandad de la Redención o el premio Demófilo de la Fundación Machado.

Entre sus diseños destacan los proyectos de pasos como el de la Virgen de la Cabeza de Las Siete Palabras –actualmente en ejecución– o el de la Virgen del Mayor Dolor en su Soledad de La Carretería, del que proyectó desde los respiraderos a las bambalinas pasando por el techo de palio. Es además autor de numerosas colgaduras y reposteros de pasos de palio como los de San Roque, San Bernardo, Cristo de Burgos, Montserrat o Los Servitas.

Pero además de esta faceta de diseñador, Asián, hermano de la Macarena y Los Servitas, también ha dedicado buena parte de su vida al exorno de imágenes sagradas y ha tenido en sus manos el ajuar de numerosas vírgenes a lo largo de los 40 años en los que venido realizando las labores de vestidor, como por ejemplo para las Vírgenes de los Dolores y Soledad de los Servitas. El imaginero Antonio Dubé de Luque, amigo del fallecido, asegura que Asián «comenzó vistiendo a la Virgen del Patrocinio que fue pasto de las llamas en el incendio de 1973». Por sus manos han pasado dolorosas como Madre de Dios de la Palma, de la hermandad del Cristo de Burgos, y la Virgen de la Palma, de la cofradía del Buen Fin.

Dubé relata la anécdota de que cuando la Virgen de los Escolapios de Granada procesionó por el Vaticano Asián era su vestidor. «Se va un gran cofrade, un gran artista y una persona de una modestia enorme».

La parroquia de San Marcos acogerá este martes a las 10.30 horas la misa corpore in sepulto, a la que seguirá un responso en la capilla de su hermandad servita. ~

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía