La Semana Santa de 2018 se presenta repleta de novedades en sus cortejos procesionales. La principal será el nuevo palio de la dolorosa del Polígono de San Pablo, que ha bordado el taller de Charo Bernardino siguiendo el diseño de Javier Sánchez de los Reyes.

La complejidad de los trabajos ha postergado su presentación a solo unos días antes de su estreno en la jornada del Lunes Santo. Nuevos serán también los bordados de las caídas de La Milagrosa. En el apartado de restauraciones, destacan el manto de la Virgen del Dulce Nombre, el palio de la Virgen de los Ángeles, así como el canasto del misterio de Los Panaderos o las imágenes de las Marías de las Siete Palabras

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía