El alcalde de Sevilla, Juan Espadas (PSOE), ha pedido este domingo “respeto a la convivencia” y “a las circunstancias de cada cual” con el objetivo de que la Semana Santa “sea lo que ha sido toda la vida; un orgullo para esta ciudad”.

En declaraciones a los periodistas tras participar en la constitución del Cecop para la Semana Santa 2018, el alcalde ha explicado que en esta convocatoria que cada año inicia el Domingo de Ramos están representadas las tres administraciones con el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz; la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla, María Esther Gil, y el propio regidor.

“Ponemos en marcha un dispositivo que se prepara a lo largo de todo el año para estar plenamente dispuesto en el día de hoy”, ha explicado el alcalde de la capital hispalense, a la vez que ha subrayado que se trata de un dispositivo humano “enormemente profesional, preparado y capacitado que cada año es capaz de reinventarse, mejorar e incorporar nuevos elementos”.

Asimismo, Espadas ha asegurado que las tres administraciones han hecho un esfuerzo “absoluto en poner todos los dispositivos a nuestro alcance a disposición de la Semana Santa de la ciudad”.

Por tanto, ha insistido en que la innovación tecnológica “ha venido a sumar a los recursos humanos nuevas capacidades”, explicando que éstas consisten fundamentalmente en generar información para la prevención “de cualquier situación no querida”.

“Lo importante es garantizar que las personas que vengan a la ciudad y los sevillanos puedan disfrutar de su Semana Santa con tranquilidad como siempre”, ha defendido el alcalde, al tiempo que ha pedido “el máximo respeto a la convivencia” porque “hay mucha gente en la calle”.

En este sentido, ha pedido que “se respete una tradición en la que la gente quiere disfrutar desde el punto de vista de la religiosidad popular”, y ha agregado que existe “una expresión de fe y un componente cultural de enorme relevancia”. Por ello, ha apelado al respeto de “las circunstancias de cada cual” para conseguir que esta Semana Santa “sea lo que ha sido toda la vida; un orgullo para esta ciudad”.

Asimismo, ha dado las gracias “a todos los que hacen esto posible”, es decir, “a las tres administraciones, que dirigen a muchas otras personas que están garantizando y velando por la seguridad”.

En cuanto a la climatología, ha señalado que espera “que nos dé un respiro” y se pueda “arrancar esta tarde con tiempo estable, que permita que todas las hermandades puedan hacer su estación de penitencia”. “La gente tiene muchas ganas de vivir esta Semana Santa”, ha concluido.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha visitado este Domingo de Ramos, al igual que el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, el Centro de Coordinación Operativa (Cecop) en el Ayuntamiento de Sevilla para conocer el dispositivo de seguridad de la Semana Santa de la capital hispalense, donde ha destacado el “novedoso” operativo para poder “disfrutar” de la festividad de forma “tranquila y serena”.

En declaraciones a periodistas, Sanz ha precisado que la configuración del dispositivo de seguridad comenzó el pasado año agrupando el “intenso trabajo” de los servicios municipales, dispositivos de emergencias, cuerpos de seguridad del Estado, Policía Local, Protección Civil y los componentes del Cecop, organismo que agrupa a las administraciones local, regional y central.

Al respecto, el delegado ha señalado que estamos ante una Semana Santa que “no solo está preparada, sino que se adapta cada año a novedades importantes”, siendo este año el dispositivo “más innovador” en medidas de seguridad al incorporar “avances tecnológicos en la organización y dispositivos de emergencia, salud y seguridad”.

Sanz ha explicado que, fruto del “gran esfuerzo municipal y de la colaboración con la Comisión Regional de Vigilancia”, se han importado más de 100 cámaras de videovigilancia, al respecto de lo cual el delegado ha considerado “conveniente que se sepa” por parte de la ciudadanía “que se está grabando y que se tienen las imágenes necesarias”, ya que, según ha recalcado, “con la seguridad no se juega”.

Entre otras medidas, el delegado ha recalcado las referentes a la vigilancia, la iluminación, la geolocalización o el control de los dispositivos de seguridad a través de la coordinación con las hermandades, incorporando agentes en cada una de ellas.

En este sentido, el delegado del Gobierno ha mostrado su reconocimiento al “esfuerzo” realizado por los cuerpos de seguridad para “aumentar y reforzar los dispositivos, con un nuevo diseño y con un operativo que funcionará para prevenir y reaccionar ante cualquier situación de incidencia, actuando para evitar la expansión de la problemática”.

Con respecto a la labor de reacción, Sanz ha destacado el refuerzo de efectivos de la Policía Nacional, debido al incremento durante el Domingo de Ramos de casi el 20 por ciento, mientras que, en la ‘Madrugá’ del Viernes Santo, la cifra asciende hasta el 75 por ciento. En este marco, Sanz ha apuntado que resulta “vital” la coordinación entre los diferentes cuerpos de seguridad, a la par que ha recordado que, como novedad, los 425 efectivos de la Guardia Civil que acompañan a las procesiones de forma protocolaria podrán incorporarse al operativo si fuera necesario.

“Este dispositivo es un ejemplo en materia de coordinación, cooperación, suma de esfuerzos y lealtad entre las instituciones”, ha apuntado Sanz, recalcando que “es la mejor aportación que se puede dar a la seguridad para el disfrute de la Semana Santa”, por lo que ha apelado al trabajo conjunto y al “pleno apoyo” del Estado hacia el Consistorio hispalense.

Paralelamente, Antonio Sanz ha hecho un llamamiento a la colaboración ciudadana incidiendo en que se atienda a las informaciones y sugerencias a través de los cuentas oficiales de las redes sociales, como la de Emergencias Sevilla, por lo que ha apelado a la “colaboración, cooperación y cumplimiento” de las instrucciones remitidas por los dispositivos de seguridad.

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía