El ecuador de la Semana Santa viene marcado por la imagen del Dios del madero. De las nueve cofradías que procesionan el Miércoles Santo, seis representan a Jesús crucificado. Un Miércoles Santo que se presenta sin grandes novedades, salvo la restauración del Señor de la Lanzada o la recuperación del Santo Sudario, titular de la hermandad del Buen Fin, como elemento del cortejo franciscano. La jornada de este año discurrirá recordando efemérides como el 325 aniversario de la fundación de la primitiva hermandad del Baratillo y 125 de su reorganización o los 150 años de la llegada de las Siete Palabras a la parroquia de San Vicente. También será un día en el que se hable de ese Stabat Mater que pudo haber sido allá por Nervión en 2019 por el 50 aniversario fundacional de La Sed, pero sobre todo será un día en el que se hablará de si el nuevo Martes Santo funcionó o no.

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía