La hermandad del Valle se replanteará la restauración del conjunto de techo de palio y bambalinas del paso de su dolorosa –proyecto aprobado en cabildo general el pasado diciembre– a la luz de un informe del IAPH del que la nueva junta de gobierno de la corporación ha tomado conocimiento hace escasas fechas. Este informe, elaborado por los especialistas en tejidos del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico (IAPH), «al menos hace plantear serias dudas de que sea viable lo que se acordó en cabildo general», según ha asegurado el actual hermano mayor de la Archicofradía, Gonzalo Pérez de Ayala, en una entrevista con la revista Más Pasión que verá la luz próximamente.

El cabildo general del Valle eligió el pasado 4 de diciembre al taller astigitano de Jesús Rosado, entre otros tres proyectos, para que restaurase una de las piezas de bordado más antiguas de cuantas procesionan en Semana Santa. Las caídas fueron adquiridas en 1805 por la hermandad del Valle a la de la Antigua y Siete Dolores, que las estrenó en 1714.

A la luz de este informe del IAPH, la junta de gobierno convocará en breves fechas un nuevo cabildo general para dar a conocer a los hermanos las conclusiones de ese estudio y la necesidad de adoptar nuevas decisiones. «Se invitará al IAPH a que asista al cabildo y explique las consecuencias que tendría una u otra intervención: o una restauración o simplemente una labor de conservación y mantenimiento que a lo mejor implica que sólo pueda ser utilizado para fines procesionales a corto plazo pero a la larga tengas que plantearte otras alternativas», añade Pérez de Ayala. ~

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía