La hermandad de San Esteban ha anunciado que el próximo Martes Santo dos velas del palio recordarán a las víctimas de la violencia y del maltrato infantil «en señal de repulsa y en defensa de la vida humana desde el momento de su concepción». Una de ellas irá adornada con un lazo morado en memoria de «las víctimas de las mujeres asesinadas y maltratadas por sus parejas». La otra llevará «un lazo azul, con un pequeño pez», según ha publicado este domingo la cofradía del Martes Santo tras conocerse la triste noticia del hallazgo del cuerpo de Gabriel Cruz, el niño de ocho años desaparecido hace unos días en la localidad almeriense de Níjar. De esta forma, quiere recordar también a «todos los niños que pierden su vida de forma tan cruel por la violencia de los mayores».

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía