Desde sus orígenes y hasta la contemporaneidad, la Semana Santa de Sevilla ha ido cambiando con los tiempos, siendo protagonistas de esos cambios, personas que a la larga han sido consideradas verdaderos iconos en sus distintas facetas. Multidisciplinares labores que, formando parte u orbitando en torno a la Semana Santa, han sido objeto a lo largo de los años, tanto de estudios de investigación como de ensayos literarios. Dado que los sentimientos a los que nos transporta la Semana de Pasión hispalense, antes, durante y después de su celebración, a todos nos llegan por diferentes sentidos, es precisamente en el de la lectura, que aglutina sensorialmente muchos de ellos, donde destaca en los últimos años, una de las personas que está llamada a marcar una época en el campo de la narrativa, particularmente en lo concerniente a la bibliografía cofrade infantil y juvenil. Hablamos de Antonio Puente Mayor (Sevilla, 1978), licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Sevilla, a quien podemos considerar como el gran especialista en la literatura infantil y juvenil relacionada con la Semana Santa que ha dado esta ciudad en su dilatada historia. De carácter atento y afable, la honda cultura y formación de la que hace gala este turoperador de profesión, apasionado del cine y de las obras de teatro, se manifiesta en el lenguaje lúcido, clarividente y sencillo de sus obras. Su grado de compromiso en la difusión de la parte formativa de nuestra Semana Santa a través de la lectura, le ha llevado a ser pionero en el campo de la literatura infantil de carácter cofrade, abriendo caminos en una modalidad que posteriormente han ido siguiendo otros. Así, historias, cuentos y aventuras se entrecruzan en sus libros con la noble intención de conseguir que los niños encuentren entre líneas, un mundo de lectura agradable que difiere en mucho de la tediosa lectura que es impuesta como obligación o castigo, lo que viene a poner en valor la didáctica maestría del escritor.

Referente de la literatura cofrade infantil contemporánea, Antonio Puente presenta una muy destacada presencia entre las obras del género cofrade de las librerías sevillanas, estando su magnífico currículum precedido de diversos libros, que han alcanzado en muchos casos una enorme notoriedad y popularidad, particularmente Nazarenos de Caramelo (Estampa Múltiple), con el que conseguiría convertirse en finalista del Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil en 2012; Cofrades de Leyenda (Estampa Múltiple), 40 Cuentos de Semana Santa para 40 noches de Cuaresma (Babidí-Bú Libros), El Pequeño Costalero (Babidí- Bú Libros) y la saga literaria La Pandilla Morada, con sus dos entregas El Misterio del Nazareno sin sombra (Editorial Almuzara) y La Maldición de San Lorenzo (Editorial Almuzara). Esta última entrega, donde sus jóvenes e intrépidos protagonistas viven aventuras cargadas de misterio y humor, fue presentada el pasado viernes 9 de marzo en la librería Botica de Lectores, sita en la calle Asunción.

Galardonado en diferentes certámenes de relatos, la faceta narrativa de este sobresaliente artesano de las letras, devoto del Gitano de la Cava, se completa con otras publicaciones no menos importantes, entre las que se encuentran La Senda Manuscrita (Estampa Múltiple), La Sombra de Bécquer (Estampa Múltiple), El Testamento de Santa Teresa (Algaida Editores), Expo 92. Un viaje en el tiempo (Babidí-Bú Libros) y Guía de la España Histórica, Legendaria y Misteriosa (Editorial Almuraza).

Casado con la artista hispalense, Rosa Martínez Lallena, licenciada en Bellas Artes y emparentada, familiarmente, con el reconocido artista Juan Miguel Sánchez; y padre de María, niña que honra con su nombre el título mariano de esta ciudad, Antonio es crítico literario en diferentes medios de comunicación, a la par que forma parte del equipo de retransmisiones de Semana Santa de la Cadena COPE, escribiendo con asiduidad para las revistas CLÍO de Historia; y Aladar, suplemento cultural de este periódico El Correo de Andalucía.

Dicen que Dios se vale de las personas para su proyecto en la Tierra, por lo que es muy posible que Antonio Puente forme parte destacada de ese proyecto. Quizás, sin que él lo sepa, haya sido llamado a escribir la Buena Noticia para niños al sevillano modo. Escritos infantiles y juveniles relacionados con nuestra Semana Santa, que hacen buena la cita bíblica «Dejad que los niños se acerquen a mí».

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía