Por segunda vez en la historia, desde la incorporación de las nazarenas a la Archicofradía del Amor, será la voz de una niña, Carlota Laguillo Prieto, de 12 años, la que abra oficialmente los desfiles procesionales de las cofradías sevillanas en Carrera Oficial. Ella será la encargada de solicitar la venia del cortejo infantil de la Borriquita en el palquillo de la Campana en un año muy especial para los hermanos del Amor, que en este 2018 están conmemorando los cuatro siglos de la fusión de las dos hermandades que dieron origen a la actual corporación y del encargo a Juan de Mesa del Crucificado del Amor y la dolorosa del Socorro. ¿Habrá algún guiño estético en el cortejo de los hermanos del Amor a esa conmemoración?

Aun con el templo en obras, La Cena vuelve a salir de su iglesia de Los Terceros, donde se han paralizado los trabajos de rehabilitación por unos días para acoger los tres pasos de la cofradía más los dos de la hermandad de La Exaltación, que saldrá el Jueves Santo también desde su interior. En La Estrella se da una curiosidad histórica. El primer nazareno que cruce este año el puente en Semana Santa será una mujer, cosa que no había sucedido nunca antes. María Dolores Álvarez Escamilla, actual fiscal de la junta de gobierno, ejercerá de fiscal de cruz en la cofradía trianera. La hermandad de La Amargura, por su parte, está de enhorabuena. Después de varios años clamando en el desierto, el Cecop no aplicará medidas de aforamiento en la calle Santa Ángela de la Cruz, uno de los rincones más hermosos del recorrido de la cofradía. Se cumple también un siglo del estreno de la marcha Soleá dame la mano tras el palio de la Amargura, lo que aconteció en la Alameda de Hércules.

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía