El Cachorro podría remodelar su paso de Cristo poco más de 20 años después de su primera intervención. Los hermanos de la corporación trianera están citados a un cabildo general el próximo 15 de febrero, en el que la junta de gobierno planteará a los asistentes un proyecto que, como adelantó El Correo de Andalucía, prevé la sustitución de los candelabros, la supresión de los elementos de plata y la ejecución de unos nuevos faldones bordados.

La actual canastilla data de 1974 y es obra de Guzmán Bejarano. El propio boletín de la hermandad, Mediatrix, reconoció décadas después que la obra entregada distaba mucho del proyecto inicial por las «prisas» por que el paso saliera dorado. Este hecho obligó a la corporación del Viernes Santo a reformar el paso en 1997 con la realización de nuevas maniguetas en caoba, la talla de nuevas esquinas que soportaran los faroles de plata y elevando el monte sobre el que se asiente la imagen del Señor de la Expiración a la par que se realzaron los candelabros para «aportar más luz» al Cristo.

Esta remodelación podría volverse a repetir si la propuesta de la junta de gobierno del Cachorro recibe el beneplácito de sus hermanos, por lo que sería la segunda reforma en 44 años. En este caso, la junta tiene la intención de rebajar esa altura de los candelabros, ya que considera que su excesivo volumen limita la visión de la imagen que tallara Ruiz-Gijón y que está considerada la obra cumbre del barroco según los expertos en la materia. Además, el proyecto incluye la eliminación de los elementos plateados del canasto y la ejecución de unos nuevos faldones bordados.

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía