Fuente: Web Luz de Pasión

  En la mañana de hoy, Nuestro Padre Jesús Nazareno de Osuna, que se encontraba dispuesto para realizar su estación de penitencia,  (Madrugada del Viernes Santo), ha sufrido un ataque, deteriorando varias partes de su rostro. Pese a dicho ataque, la hermandad, ha decidido no alterar la estación de penitencia.    

Seguir leyendo en la Web de Luz de Pasión