Una imagen histórica. Es la que se puede contemplar desde este jueves en la parroquia de San Lorenzo de Sevilla. La Virgen de la Soledad luce en su paso procesional en el altar mayor para la celebración del triduo conmemorativo del 150 aniversario de la llegada de la corporación desde el desaparecido templo de San Miguel –localizado en la actual plaza del Duque– a su actual sede en San Lorenzo.

La dolorosa se presenta en el presbiterio sobre las majestuosas andas procesionales, con la cruz y el sudario de fondo, como en la jornada del Sábado Santo. Luce el manto negro de salida (1867-1875), la saya blanca de Todos los Santos (1900) –donada por la corporación de Omniun Sanctorum cuando estuvo en San Lorenzo tras la Guerra Civil–, y la singular diadema neogótica de plata, donada por Natalia López de Rojas en 1893 y restaurada por Joaquín Ossorio en 1999.

El triduo extraordinario del 150 aniversario de la llegada de la Soledad a San Lorenzo comenzará este viernes. En su primer día (20.30 h), contará con la predicación del obispo de Bilbao, Mario Iceta; mientras que el sábado 27 (20 horas), hará lo propio el párroco de San Lorenzo y director espiritual de la hermandad, Francisco de los Reyes. El domingo 28, que será el último día, se celebrará a las 12 horas con la asistencia del arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo.

Sigue leyendo esta noticia en la Web de El Correo de Andalucía