Jueves Santo


Las Cigarreras

Real e Ilustre Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Sagrada Columna y Azotes de Nuestro Señor Jesucristo y María Santísima de la Victoria.


Texto alt
Número de nazarenos: 550
Número de hermanos: 2.100
Tiempo de paso: Tarda en pasar 35 minutos
Nombre de la Parroquia: Capilla de la Fábrica de Tabacos
Dirección de la Parroquia:

Calle Juan Sebastián Elcano


Web
Página en Facebook de la Hermandad: https://www.facebook.com/columnayazotes.es/
Perfil en Twitter de la Hermandad: @columnayazotes

Datos de interés

Estrenos 2018

Manguilla para la Cruz alzada procesional. Se ha podido documentar la existencia de una pieza de este tipo en la hermandad, en el inventario que se conserva del año 1710, empleada por la corporación abriendo el cortejo durante la salida procesional, probablemente desde el siglo XVII hasta 1807, año en el que se estrenó la primera Cruz de Guía. El diseño de la actual es de Rafael de Rueda, consistiendo en la interpretación de las descripciones que se conservaban de la primitiva. Ha sido ejecutada, en la técnica de punto llano u oro tendido sobre terciopelo morado, en el taller de Jesús Rosado Borja.

---------------
Horario e itinerario 2018

SALIDA DEL TEMPLO (15.00 h.) - Juan Sebastián Elcano, Virgen de la Victoria, Asunción, Plaza de Cuba, Puente de San Telmo, Paseo de las Delicias, Paseo de Cristóbal Colón, Puerta del Carbón, Temprado, Dos de Mayo, Arfe, Puerta del Arenal, Castelar, Gamazo, Barcelona, Plaza Nueva, Tetuán, Velázquez, O'Donnell, CARRERA OFICIAL, Plaza del Triunfo, Miguel Mañara, Plaza de la Contratación, San Gregorio, Puerta de Jerez Jardines de Cristina (Paseo de Luis Cernuda),, Paseo de las Delicias, Puente de San Telmo, Plaza de Cuba, Asunción, Virgen de la Victoria y Juan Sebastián Elcano - ENTRADA TEMPLO ÚLTIMO PASO (00,15 h.)
---------------

Restauraciones 2018

Manto de Salida de María Santísima de la Victoria (Juan Manuel Rodríguez Ojeda, 1895-1898).
Se observaban variadas patologías ocasionadas por los avatares de la salida procesional, como son la caída de cera en varios puntos de la pieza, especialmente excesiva en la zona inferior de las vistas frontales; los enganches con piezas de orfebrería, particularmente con los candelabros de cola; los varios traslados que ha sufrido para las exposiciones en las que se ha mostrado, y el normal deterioro propio del paso del tiempo, a lo que hay que sumar que hasta no hace más de seis años no se conservaba dentro de la vitrina en la que actualmente se resguarda. La intervención se ha llevado a cabo en el Taller de Jesús Rosado Borja.

Respiraderos del paso de palio (Cristóbal Ortega, 1894).
Presentaban un estado de conservación deficiente. Por un lado de los paños de ornamentación renacentista que se extienden por la zona interior de los mismos, en los que algunas piezas habían desaparecido por enganches o roturas, y otras se encontraban dobladas, amén de las deficiencias que presentaban los clavos plateados y tornillos que sujetaban algunas partes, que se encontraban actualmente sujetos con alambres para evitar su desprendimiento. Por otro, el desgaste propio del paso del tiempo y el roce, habían provocado una progresiva pérdida de la plata que ennoblece la obra, pues están labrados en metal plateado. El taller Hermanos Delgado ha sido el encargado de restaurar el conjunto.

Candelabros de cola (Fernando Cruz Suárez, 1954-1955).
Abolladuras, roturas, pérdida del plateado eran las consecuencias más evidentes de su precaria impronta. Se antojaba hasta peligroso sacarlos a la calle, pues algunos de los brazos de los candelabros de guardabrisas se encontraban prácticamente degollados. El saneamiento y restauración de la pareja de candelabros de cola ha sido obra del taller Hermanos Delgado.

Jarras del paso de palio (Fernando Cruz Suárez, 1949-1950).
Han sido restauradas en el taller Orfebrería Triana, subsanando los efectos más acusados de su desgaste, consistentes en rajaduras, abolladuras y pérdida de plata, instalándoles, igualmente, un nuevo sistema de agarre al paso.

Música
- Banda Juvenil de Cornetas y Tambores “Sagrada Columna y Azotes" (Cruz de Guía, sólo hasta Campana, incorporándose después tras el Misterio de la Columna y Azotes a la salida de la catedral)
- Banda de Cornetas y Tambores “Nuestra Señora de la Victoria” (Paso de Misterio de la Columna y Azotes)
- Banda de Música “María Santísima de la Victoria” (Paso de María Santísima de la Victoria).

Pasos

El de Misterio de la Columna y Azotes es neobarroco dorado, lleva cuatro cartelas de José Antonio Navarro Arteaga (1998). Tiene cinco figuras secundarias consistentes en cuatro soldados romanos, dos que azotan al Señor, uno que porta la Sagrada Púrpura (en recuerdo del tercer paso del Santo Cristo de la Púrpura que sacó la Cofradía hasta 1874) y otro que rocía de ungüento reanimatorio al Reo, además de un centurión que ordena parar la flagelación a uno de los flagelantes. Todas las figuras secundarias son de José Antonio Navarro Arteaga (el que porta la Sagrada Púrpura de 1996 y los restantes de 2003). Todas las armaduras y armas que portan las figuras se basan en una idea previa, rediseñadas y realizadas por Jesús Domínguez (2003), así como los ropajes y la túnica púrpura bordada con cardos y espinas son de Eduardo Ladrón de Guevara (2003). Los faldones son de terciopelo morado ejecutados por Fernández y Enríquez (2002), teniendo el delantero las Armas Reales ejecutadas en oro y sedas por Fernández y Enríquez (2002) basándose en el grabado de portada de las Ordenanzas de la Real Audiencia de Sevilla de 1603. El escudo trasero sigue el mismo modelo con la Sagrada Columna cargada por las disciplinas. Los faldones laterales llevan sendas Cruces de Calatrava en seda roja y oro. También tienen ocho broches bordados en oro siguiendo el modelo del cerrojo de la Capilla de San Pedro de la Santa Iglesia Catedral, piezas todas ellas bordadas por Fernández y Enríquez (2005). El Cristo lleva potencias de oro de Emilio Méndez.

El paso de María Santísima de la Victoria, tiene bambalinas exteriores y manto diseñados de Pedro Domínguez (1892-1893) basado en la fachada plateresca del Ayuntamiento de Sevilla y en la Sacristía Mayor de la Catedral, ya que fue su restaurador-conservador. Las bambalinas exteriores fueron bordadas por Emilia Salvador Ibarra (1894), y el manto por Juan Manuel Rodríguez Ojeda (1895-1898), ambas piezas ejecutadas originalmente en oro y sedas sobre terciopelo negro y pasadas a burdeos en 1928 por José Caro. El techo es diseño de José Fe Escalona, ejecutado en repostero sobre terciopelo burdeos por Francisco Farfán en 1925. Los faldones son diseño de Gómez Millán, ejecutados en el taller de José Caro en 1928. El manto ha sido pasado a nuevo terciopelo en dos ocasiones, en 1980-1983 por el taller de Carrasquilla, y en 1997-1998 por Fernández y Enríquez, que además le realizó una importante restauración. Los faldones fueron pasados a nuevo terciopelo burdeos por el Convento de Santa Isabel en 1983, así como las bambalinas exteriores e interiores (1984-1985). El techo del palio fue realizado nuevamente siguiendo fielmente el diseño de 1925 también en Santa Isabel en 1984-1985. La Virgen alterna dos sayas, la primera en tisú de plata, obra original de Juan Manuel Rodríguez Ojeda sobre terciopelo blanco (1901), que en 1956 se pasó al tisú actual en los talleres de Caro, y otra azul de Santa Bárbara con diseño del mismo taller basado en la fachada plateresca del Ayuntamiento de Sevilla de 1985. Los respiraderos y la peana son de Cristóbal Ortega (1895-1896), siendo los primeros los más antiguos de la Semana Santa de Sevilla. Los respiraderos fueron restaurados por Orfebrería Triana en 1983, sustituyéndole los escudos centrales del frontal y los dos laterales, que representan la Sagrada Columna cargada por las disciplinas, timbrado por la Corona Real y rodeado por dos palmas. Los varales (1945), jarras entrevarales (1950) y los candelabros de cola (1955) son obra de Fernando Cruz Suárez. En la delantera del palio figura una imagen de la Inmaculada Concepción, patrona de las Reales Fábricas de Tabacos, del taller de Orfebrería Triana (1979), a la que se le añadió una nueva peana de plata por el mismo taller en 1995. La candelería es de Orfebrería Triana de 1990. La corona de salida, en plata sobredorada es de Manuel Seco Velasco (1968) restaurada por Joaquín Ossorio en 2005. La Virgen alterna un puñal, denominado “bizantino” de plata sobredorada con piedras, del siglo XIX, con otro del siglo XX con la imagen del Cristo atado a la Columna que fue titular de la Hermandad, hoy en Hinojos.

Imágenes titulares
El Señor de 1974, es obra de Francisco Buiza. Fue restaurada entre noviembre de 2005 y febrero de 2006 por Enrique Gutiérrez Carrasquilla.
La Virgen de la Victoria es talla del siglo XVII, ejecutada probablemente entre 1611 y 1628, intervenida por Astorga en 1803 (inclinación de la cabeza mediante cuña en el cuello, introducción de ojos de cristal y posiblemente policromía a pincel sin pulir), Baglietto en 1859 (nuevo candelero, cintura y brazos), y Francisco Buiza en 1978 (nuevo candelero, tapado grieta del cuello y limpieza superficial). Las manos son de Juan Luis Guerrero de 1916. Ha sido restaurada integralmente por Enrique Gutiérrez Carrasquilla entre noviembre de 2006 y febrero 2007

Exorno floral de los pasos
Iris morados y cardos (paso de Misterio de la Columna y Azotes), y clavel blanco y fresias (paso de María Santísima de la Victoria). Floristería Añil.

Capataces y costaleros
Capataces: Carlos Villanueva Granados y Manuel Villanueva Granados. Costaleros: 48 costaleros en el misterio de la Columna y Azotes y 30 costaleros en el paso de María Santísima de la Victoria.

Hermano Mayor, Diputado Mayor de Gobierno y Fiscales
Claudio Espejo Garrido (Hermano Mayor), Antonio Camacho Muriel (Diputado Mayor de Gobierno), Fiscales pendientes de designar a la fecha

Priostes y vestidores de las imágenes
Prioste 1º, Francisco de Borja Monclova Suárez, 2º, Alberto Corchero Rivas. Vestidor de la imagen de María Santísima de la Victoria: Joaquín Gómez Rodríguez de la Oliva y Antonio Bejarano Ruiz.

Principales insignias
La Cruz de Guía es del Taller de Cruz dorada con piezas de plata. El Estandarte, el Senatus y el Sinelabe son diseño de Gómez Millán, ejecutados en los talleres de José Caro en 1928 sobre terciopelo burdeos, restaurados por Fernández y Enríquez en 2003. El Estandarte se completa con otros bordados de Santa Barbara, quién también realizó el Pendón Morado de Castilla o Estandarte Real. Posee dos paños de bocina atribuidos a Juan Manuel Rodríguez Ojeda y otros dos de fines del siglo XIX. El Libro de Reglas de plata sobre terciopelo morado es de Hijos de Juan Fernández (2003), basándose su diseño en el antiguo de Joseph Blanco (1790) que conserva la Hermandad. El Guion Fundacional fue realizado en 2013 con motivo del 450 aniversario de la fundación de la Hermandad en los talleres del bordador Jesús Rosado Borja, sobre la idea del mismo bordador y del diseñador gráfico Rafael de Rueda Burrezo, de estilo Renacimiento, bordada en oro fino sobre terciopelo morado. El pasado años se estrenó el Banderín de Juventud, insignia realizada en oro fino sobre terciopelo morado también por el Taller de Jesús Rosado Borja, de Écija (Sevilla) y diseñado por Rafael de Rueda Burrezo. La insignia lleva bordado el escudo primitivo de la Hermandad, consistente en la Sagrada Columna resaltada de dos flagelos puestos en aspa, figurando dentro de una cartela y timbrado por la Corona Real cerrada española, con la leyenda Juventud.

Historia de la Hermandad
Se funda la Hermandad en 1563 en la iglesia prioral de San Benito, de la jurisdicción de la Orden Militar de Calatrava (lugar ocupado por la actual iglesia de Nuestra Señora de Belén) en torno a una figura de Cristo atado a la Columna. Sus primeras reglas son aprobadas el 16 de mayo de 1569 por el Provisor y Vicario General de la Diócesis, Cristóbal de Padilla, estando la sede arzobispal vacante. En San Benito de Calatrava se mantuvo hasta 1578, cuando se trasladó al Monasterio de la Santísima Trinidad, donde quedó asentada hasta 1589, fecha en la que se instala en el Convento de San Pablo el Real, tras unirse a la Real Hermandad de Nuestra Señora de la Antigua.

En 1597 se rompe la unión, trasladándose la Hermandad a la iglesia-convento de San Francisco de Paula, de Padres Mínimos. La estancia en San Francisco de Paula está constatada hasta al menos 1606. En 1610 y 1611 hay referencias documentales de la celebración de cabildos generales para la ampliación de las primitivas reglas de 1569 en la iglesia parroquial de San Miguel. Hasta 1621 no se tienen noticias documentales que den testimonio del lugar de estancia de la Hermandad. Entre 1621 y 1625 es probable que la Hermandad estuviese asentada en la iglesia parroquial de San Andrés, aunque tampoco existe una constancia documental precisa.

En 1628 se muda a la parroquial de San Pedro donde permanecería hasta 1674, fecha ésta última en la que se instala en la iglesia del Convento de Nuestra Señora de Consolación (vulgo de Los Terceros), de los Padres de la Tercera Orden de San Francisco, donde adquiere en propiedad la primera capilla del lado de la Epístola, lindante con el compás y la capilla de la Esclavitud de Nuestra Señora de la Encarnación. En Los Terceros habría de estar asentada durante el largo período desde 1674 hasta 1904, con la sola interrupción de 1810 a 1819, que residió en la capilla sacramental de la parroquial de Santiago, a causa de la ocupación del Convento de Los Terceros por las tropas francesas (1810-1815) y por el asentamiento de las monjas agustinas del convento de la Encarnación (1815-1819).

En 1904 se trasladó a la capilla de la Real Fábrica de Tabacos (hoy Universidad). Desde el Jueves Santo de 1965, por haber sido cedidos los inmuebles de la Real Fábrica al Ministerio de Educación Nacional para albergar la Universidad hispalense, quedó asentada en la Capilla de la nueva Fábrica de Tabacos, donde en la actualidad se encuentra canónicamente establecida.

El título de “Real” Hermandad lo ostenta desde la aceptación de la Reina Isabel II como Camarera Mayor Perpetua (1882). La Hermandad tiene una vinculación histórica muy estrecha con la Casa Real Española. En la década de 1870 eran Hermanos Mayores los Duques de Montpensier. Desde el 3 de septiembre de 1877 S.M. La Reina Dña. Isabel II fue Hermana Especial Protectora y Camareras de la Santísima Virgen de la Victoria S.A.R. Las Infantas Dña. Pilar, Dña. Eulalia y Dña. Paz de Borbón. Desde el 26 de diciembre de 1882 S.M. La Reina Dña. Isabel II fue Camarera Mayor y Perpetua de la Virgen de la Victoria. El 5 de mayo de 1894 La Reina regente, Dña. María Cristina aceptó para su Augusto hijo el nombramiento de Hermano Mayor. En 1906 se incorporó S.M. La Reina Dña. Victoria Eugenia de Battemberg cómo Camarera Mayor y Perpetua de la Santísima Virgen, además de S.A.R. El Infante D. Fernando de Baviera y S.A.R. La Infanta Dña. María Teresa, cómo Hermanos Especiales Protectores. En 1906 y en 1930 S.M. El Rey D. Alfonso XIII presidió en persona el paso de la Virgen de la Victoria en su Estación Penitencial del Jueves Santo a la Santa Iglesia Catedral. También en varias ocasiones hizo lo propio S.A.R. el Infante Don Carlos de Borbón. Desde el 3 de noviembre de 1992 SS.MM. Los Reyes D. Juan Carlos I y Dña. Sofía son Hermano Mayor Honorífico y Camarera de Honor.

Tiene la Hermandad el Real Privilegio de ostentar el Pendón Morado de Castilla por Real Orden de 5 de junio de 1902, insignia esta que presidió la Estación de Penitencia desde 1903 hasta 1931 y desde 1993 hasta la actualidad delante de la presidencia oficial en el “paso” de palio.

Fuente: Hermandad de Las Cigarreras.